CAMBIO DE DIRECCIÓN

Interdisciplimúsicas se ha mudado a

De perdidos... al Támesis (debió de pensar Handel)


Menuda sería la cara que se le quedó a nuestro músico. Estaría él, tan plácidamente en Londres, cuando, de repente, se enteró de que el nuevo rey inglés iba a ser el elector de Hanover; sí, el mismo a quien Handel había abandonado sin pudor años atrás, así, como quien no quiere la cosa. No creo que le valiese lo del "esto no es lo que parece", majestad. Y de perdidos... al río. En concreto, al Támesis. Cierta leyenda sugiere que el sajón se ganó el favor (y el perdón) real gracias al famoso paseo en barcaza, y Water Music mediante. Cierta o no, la anécdota es digna de ser trabajada en clase. Propongo un pequeño texto. Y comoquiera que se trata de historia inglesa, pues que sea en inglés...

In 1712 Handel returned to London and spent a year with Andrews, a rich musical amateur, in Barn Elms, Surrey. Three more years were spent in Burlington, in the neighbourhood of London. He evidently was but little inclined to return to Hanover, in spite of his duties to the court there. Two Italian operas and the Utrecht Te Deum written by the command of Queen Anne are the principal works of this period. It was somewhat awkward for the composer when his deserted master came to London in 1714 as George I of England. For some time Handel did not venture to appear at court, and it was only at the intercession of Baron Kielmansegge that his pardon was obtained. By his advice Handel wrote the Water Music which was performed at a royal water party on the Thames, and it so pleased the king that he at once received the composer into his good graces and granted him a salary of £400 a year. Later Handel became music master to the little princesses and was given an additional £200 by the princess Caroline.

El texto es de la Enciclopedia Británica, lo cita Nicholas Armitage y está tomado de su página englishlanguageandhistory.com. En el mismo enlace puede escucharse un audio del mismo. La traducción sería algo así:
En 1712 Händel volvió a Londres y permaneció un año con Andrews, un adinerado aficionado musical en Elms Barn, Surrey. Tres años más pasaron en Burlington, en el barrio de Londres. Evidentemente, él estaba muy poco inclinado a volver a Hanover, a pesar de sus deberes allí con la corte. Escritas por encargo de la reina Ana, dos óperas italianas y el Te Deum de Utrecht son ​​las principales obras de este período. Fue un poco incómodo para el compositor cuando su abandonado patrón llegó a Londres en 1714 como Jorge I de Inglaterra. Durante algún tiempo Handel no se atrevió a aparecer en la corte, y fue solo por la intercesión del Baron Kielmansegge que su perdón se obtuvo. Bajo su consejo, Handel escribió la "Música acuática" que se llevó a cabo en una real fiesta acuática en el Támesis, y esta contentó tanto al rey que inmediatamente recibió al compositor con buen talante y le concedió un salario de £400 al año . Más tarde Handel se convirtió en maestro de música de las pequeñas princesas y se le dio un plus de £200 por la princesa Caroline.


Hete aquí una de las versiones más certeras del celebérrimo Hornpipe de la Música Acuática de Handel.

En la misma página viene otro texto más breve y más facilito. Esta vez es del propio Nicholas Armitage:
On the 17th of July 1717, George Frideric Handel’s famous suite Water Music was given its premiere. Some fifty musicians took their seats on a barge and floated down the River Thames in London, playing some of the most delightful music. All this was an attempt by Handel to regain the favour of the King. Handel was court composer to George, Elector of Hanover (in what is now Germany), but he spent most of his time in England, neglecting his duties in Hanover. When George suddenly became King of Great Britain, Handel had to think of a way of re-establishing his reputation, and the Water Music was his desperate gamble. So impressed was the King, that Handel came to live permanently in England, and is now recognised as one of our very greatest composers.

Que traducido quedaría tal que así:
El 17 de Julio de 1717, se estrenó por primera vez la famosa suite de la Música Acuática de George Frideric Handel. Unos cincuenta músicos tomaron asiento en una barcaza y navegaron el río Támesis en Londres, tocando algo de la música más deliciosa. Todo esto fue un intento de Handel para recuperar el favor del rey. Handel era compositor de la corte de Jorge, elector de Hanover (en lo que es ahora Alemania), pero permaneció la mayor parte de su tiempo en Inglaterra, olvidando sus obligaciones en Hanover. Cuando Jorge de repente se convirtió en rey de Gran Bretaña, Handel tuvo que pensar en una forma de restablecer su reputación, y la Música Acuática fue su jugada desesperada. Tan impresionado quedó el rey, que Handel se vino a vivir permanentemente en Inglaterra, y es hoy reconocido como uno de nuestros más grandes compositores.

Por último, el segundo de los textos en versión pdf lista para imprimir (y para dejársela en la taquilla de nuestros compañeros de Inglés).

The legend of Handel´s Water Music (pdf)